Registraduria Nacional

La Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia es una institución descentralizada del Estado de ese país encargada del registro civil nacional, así como de la convocatoria y organización electoral bajo el mandato y supervisión del Consejo Nacional Electoral. El actual registrador nacional es Juan Carlos Galindo.

Los orígenes de la Registraduría Nacional como entidad llamada a responder por la elaboración de la cédula de ciudadanía, puede remontarse al año 1934, cuando en la Policía Nacional se designó a la Sección Electoral para encargarse de las funciones relacionadas con la cedulación. Más tarde, hacia 1935, en atención a que el volumen de trabajo se hacía cada vez mayor, se dispuso que en el Ministerio de Gobierno funcionara la Oficina Nacional de Identificación Electoral, con tarjetas dactiloscópicas decadactilares, negativos fotográficos de los ciudadanos, archivos alfabético, numérico y dactiloscópico.

Por decreto de 1935, se asignaron a la Contraloría General de la República las estadísticas electorales de cada municipio del país. Se separó la oficina de Identificación de la Policía Nacional y se fijaron las siguientes bases para la organización que demandaba el gran volumen de trabajo:

  • aumento del personal;
  • fijación de promedios de trabajo para cada empleado;
  • disminución de sueldos por déficit de rendimiento o trabajo mal ejecutado;
  • aumento de sueldos por rendimiento y mayor actividad;
  • control directo del Ministerio de Gobierno, por ser este ente el encargado de “garantizar la efectividad del derecho del sufragio y la libre expresión de voluntad popular”; el apoyo prestado por esta oficina se extendió, además, a los campos civil y criminal.

Creación de la Organización Electoral

Hacia 1948, con la expedición de la Ley 89, se concibe que esta labor deba ser desempeñada por una entidad autónoma e independiente que pueda responder de manera directa y sin influencias por la labor de identificación y organización de las elecciones. Se crea la Organización Electoral, a cargo de:

Una Corte Electoral con sede en Bogotá, integrada por el más antiguo ex presidente de la República, los dos magistrados más antiguos de la Corte Suprema de Justicia de diferente filiación política, el rector de la Universidad Nacional y el Gerente del Banco de la República. Se reúne por primera vez la Corte Electoral en el Palacio Presidencial el 18 de diciembre de 1948.

Resultados

  • las comisiones escrutadoras y de recuentos de votos en los Departamentos, Intendencias, Comisarías y Municipios;
  • el Registrador Nacional del Estado Civil;
  • los delegados del Registrador Nacional en los Departamentos;
  • los Registradores Municipales y sus delegados en las mesas de votación.

Objetivos principales
La creación de la Organización Electoral obedeció a dos objetivos principales:

  • Evitar la influencia de los partidos políticos en la obtención de la cédula de ciudadanía, en la formación de los censos electorales, en las votaciones y en los escrutinios.
  • Garantizar la plena responsabilidad y la imparcialidad política de los funcionarios adscritos a ella.

La misión técnica

Esta ley autoriza al Gobierno para contratar una misión técnica extranjera que estudie y recomiende los sistemas que deban emplearse en la identificación y cedulación y en la formación de los censos electorales, así como la organización de la Oficina Nacional de Identificación Electoral.

En virtud de esta disposición, se firmó un contrato con la Misión Técnica Canadiense, la cual presentó, en 1949, un informe detallado al Ministerio de Gobierno acerca de la situación encontrada, sus deficiencias e irregularidades.

La Misión Técnica Canadiense propuso las siguientes recomendaciones técnicas para superar tales deficiencias:

  • centralización en Bogotá de los archivos dactiloscópico, alfabético, numérico, fotográfico y estadístico;
  • adopción del sistema de clasificación dactiloscópica Henry;
  • adopción del sistema fotográfico Monroe Duo;
  • organización de la oficina principal de identificación, comisiones locales permanentes y móviles;
  • establecimiento de cupos numéricos para cada departamento;
  • adopción de la cédula de ciudadanía laminada con la firma del Registrador Nacional;
  • conformación de censos electorales.

Así mismo, la Misión Técnica Canadiense hace minuciosas recomendaciones en cuanto a los procedimientos, el personal necesario, el espacio requerido, equipos y suministros, recomendaciones adoptadas a partir de 1951. Se inició también el adiestramiento de un grupo de funcionarios en el sistema Henry, del cual se escogieron los mejores para dirigir otros cursos hasta completar el personal necesario y extender la cedulación a todo el país.